Imprimir
Publicado el por

A Zirigoza o al charco (Cuento tradicional)

A Zirigoza o al charco (Cuento tradicional)

 

 

Los aragoneses son gente buena, sin mentira, doblez ni embeleco. Fuertes, discretos, reflexivos y sufridos. 


  Con estas palabra Balltasar Gracián y Morales describe el caracter de los aragoneses y el caracter de los zaragozanos


A Zirigoza o al charco (Cuento tradicional) Cuadrante de reflecxion

Zirigoza, esta palabra no se reseña en ningún diccionario, es una palabra odiada por los lingüistas de Aragón, por ser fruto de los chascarrillos, de una pobre literatura regionalista, que se dio a finales del S. XIX en España, para referirse a Zaragoza.

 

Vendiendo cajas DVD, cajas CD de todo tipo, estuches de Blu Ray o botones para CD.

 

¿No seria más lógico llamarse Digital Packaging o Packaging CD. o Market... DVD, puesto que zirigoza.eu recuerda al hombre rustico en burro.?

 

El burro del siglo XIX se ha cambiado por automóviles y ordenadores, el hombre rustico se ha transformado en urbanita, fiel a su nobleza, con el ahínco de hacer las cosas bien, sinceros y tozudos por ser eficaces, quiera o no quiera Dios. (Mirar cuento del final).

 

Seguimos pensando que:

 

Con un nombre como "ZIRIGOZA",tienen que ser bueno.

 

A Zirigoza o al charco (Cuento tradicional)

 

Un baturro iba por la Ribera del Ebro hacia Zaragoza. montado en su burro. Llegando al Pilar

se le apareció un ángel disfrazado y le preguntó:

 

- ¿Dónde vas maño?

 

- A Zirigoza - respondió.

 

- Se´ra si Dios quiere - dijo el ángel.

 

- Pues quiera o no quiera, yo voy pa Zirigoza

 

El ángel enfadado, lo transformó en rana y lo arrojó al Ebro.

 

Pasado unos días siguiente, el ángel le volvió a conceder su forma original, y volvió a dirigirse al maño nuevamente

 

- ¿Dónde vas maño?

 

- A Zirigoza - respondió.

 

- Se´ra si Dios quiere - dijo el ángel.

 

- Pues quiera o no quiera, yo voy pa Zirigoza

 

El ángel volvió a sentirse insultado por su impertinencia, y decidió volver a castigarle del mismo modo

 

Varias veces fue convertido en humano, repitiendo el mismo dialogo y terminando de rana en el Ebro

 

Varios meses después, el ángel como ya iba siendo habitual le volvió a preguntar.

 

- ¿Donde vas maño? -

 

Y el maño muy pletórico le contestó:

 

- A Zirigoza o al charco!

 

Comentarios: 0
Más sobre: cuento, tradición, zaragoza, zirigoza

Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora